Un solo día para llegar a un acuerdo

ESPECIAL CONFERENCIA DE COPENHAGUE: 7-18 Diciembre 2009

Los nuevos textos sobre la mesa no contienen cifras

Ni cheque climático, ni niveles de recortes de emisiones, ni transferencia de tecnología. Ni siquiera la forma jurídica (vinculante o no) que tendrá el acuerdo de Copenhague. Tras un día marcado por el boicot de los países africanos, las negociaciones se retomaron ayer con una lluvia de nuevos borradores sin prácticamente ninguna cifra.

Dos años después de la cumbre de Bali, cuyo mandato imponía alcanzar un nuevo acuerdo de reducción de emisiones de CO2 en Copenhague, los corchetes en los que deberían figurar los números están vacíos. “No era lo deseable, pero todo está sin cerrar, para que lo resuelvan los ministros”, dicen fuentes de la negociación.

Hoy comienza el llamado tramo ministerial de la cumbre, con la llegada de la mayor parte de los ministros de los 192 países presentes en la conferencia. Los 110 presidentes y jefes de Estado aterrizarán en la capital danesa a partir del jueves y, según el calendario previsto, que parece inamovible, tendrán que adoptar un acuerdo, el que sea, el viernes a media tarde. Los ministros disponen de un día para llenar con cifras los corchetes vacíos, y los líderes mundiales tendrán que negociarlas en sólo día y medio.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, todavía no ha aclarado si acudirá a la conferencia de Copenhague el jueves por la mañana o por la tarde, según fuentes de Moncloa.

El fracaso es posible

En la sesión inaugural del tramo de alto nivel de la cumbre, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, urgió a los negociadores a llegar a un acuerdo. “No tenemos otro año más para discutir, la naturaleza no negocia con nosotros”, afirmó. “Nadie tendrá todo lo que quiere”, advirtió.

La presidenta de la cumbre, la danesa Connie Hedegaard, mantuvo ayer el optimismo, pese al atasco absoluto de las negociaciones. “El éxito está todavía al alcance de la mano”, sostuvo ayer en el plenario. Sin embargo, segundos después matizó su frase: “Pero debo advertirles que también podemos fracasar”.

Fuente:    PUBLICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s