Se intensifican las negociaciones en Copenhague

ESPECIAL CONFERENCIA DE COPENHAGUE: 7-18 Diciembre 2009

El ritmo de las negociaciones en la Cumbre del Clima de Copenhague (COP15) se intensifica este lunes y martes para tratar de perfilar el acuerdo que en teoría ‘desean’ firmar los más de 110 jefes de Estado y de Gobierno que aterrizan esta semana en la capital danesa.

Según fuentes de la delegación española, dos representantes de cada uno de los 192 países presentes en la Conferencia participan durante toda la mañana en un plenario de consultas informales para despejar dudas e incógnitas en los textos de la negociación.

Incluso ayer domingo, cuando el programa de la COP15 estaba desierto, continuaron las sesiones previas que se habían iniciado el sábado y en las que participaron delegados de unos 50 países. El objetivo es conseguir cerrar el mayor número de elementos posibles para despejar el camino hacia la consecución de un pacto multilateral en el que puedan estampar su rubrica los líderes mundiales, que tienen previsto intervenir entre el jueves por la tarde y el viernes.

Aunque el mandato de los técnicos es resolver lo máximo posible antes de la llegada de sus superiores, no se descarta que aspectos esenciales tengan que ser decididos por representantes de más alto rango. En definitiva, la reducción de gases de efecto invernadero (GEI) que el mundo debe afrontar para evitar una subida de la temperatura media del planeta no superior a los dos grados centígrados puede abarcar, según la voluntad de los negociadores, desde un 50 hasta un 95 por ciento en el horizonte de 2050 respecto a los niveles de 1990.

Brecha entre ricos y pobres

En el octavo día de la conferencia persiste la brecha entre los países ricos y pobres sobre el dinero que debe asignarse a estos para reparar los daños causados por el cambio climático.

El portavoz del grupo G77 de los no alineados, Stanislaus Lumumba Di-Aping, arremetía contra la Unión Europea (UE) por haber acordado dar a este fin 2.400 millones de euros anuales hasta 2012, cuando expira el Protocolo de Kioto, que debe ser sustituido por el acuerdo negociado en Copenhague.

El monto total para adaptarse al cambio climático, la transferencia tecnológica y el establecimiento de instituciones adecuadas en todo el mundo se sitúa entre 300.000 y 500.000 millones de euros anuales, de los que la UE debería pagar la parte justa, dijo Di-Aping

Éste es el punto más espinoso de las negociaciones hasta que lleguen más de 110 jefes de Estado y de Gobierno para rematar las conversaciones con un resultado “ambicioso”, que posiblemente no será un documento jurídicamente vinculante.

‘Duros conflictos’

Por su parte, la Unión Europea (UE) prevé “duros conflictos” en el tramo final de la cumbre sobre el cambio climático de Copenhague, según declaraciones del ministro de Medio Ambiente sueco y representante de la presidencia de turno del bloque, Andreas Carlgren, en la radio danesa.

Habrá dificultades, especificó el portavoz de los 27 socios de la UE, por ejemplo de cara al compromiso de reducir los gases de efecto invernadero por parte de países grandes como China.

Por otro lado, indicó Carlgren, se han alcanzado ya “muy buenos avances” en las negociaciones para asuntos como la protección de los bosques. El ministro sueco participó el domingo en negociaciones con otros 47 titulares de Medio Ambiente.

Fuente:    ELMUNDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s