De Río a Copenhague

ESPECIAL CONFERENCIA DE COPENHAGUE: 7-18 Diciembre 2009


Entre el 3 y el 14 de junio de 1992, jefes de estado y representantes de 172 gobiernos de todo el mundo se reunieron en Río de Janeiro, Brasil. Los antecedentes de la reunión no eran muy alentadores. Dos años antes, el grupo climático de la ONU (IPCC), en su primer informe de síntesis, indicó que había un riesgo real de que las actividades humanas, especialmente el consumo de carbón, petróleo y gas, pudieran afectar al medio ambiente terrestre hasta un punto sin precedentes hasta entonces y potencialmente muy grave. El mensaje era “El futuro del planeta está en peligro”.

La conferencia de Río, denominada oficialmente Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo pero más conocida como la “Cumbre de la Tierra”, se estableció sobre la base de esta advertencia. Resultó en el primer acuerdo internacional para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMCC).

Esta convención es del tipo marco, lo que significa que no representa la última palabra en la lucha contra el cambio climático. En el tratado se indica que se revisará y expandirá con el tiempo. Tampoco establece objetivos vinculantes, pero intenta que los países participantes reduzcan sus emisiones para evitar interferencias antropógenas peligrosas con el sistema climático terrestre. El objetivo era que las emisiones de los GEI en 2000 no superaran el nivel de 1990.

Mas de 150 países firmaron la convención climática de la conferencia de Río y, el 21 de marzo de 1994, la convención entró en vigor tras ser ratificada o aprobada por otros medios por al menos 50 países. Así pues, se convirtió en vinculante.

Durante los años 90, se hizo evidente que la convención CMCC, por sí misma, no cambiaría la tendencia de más y más emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso, en 1997, la convención se expandió para incluir el Protocolo de Kyoto que, por primera vez, estableció un objetivo vinculante de reducción de las emisiones en los países industrializados. El protocolo establece objetivos vinculantes para la mitigación de las emisiones de GEI de 37 países industrializados. Un grupo de países que ha ratificado la CMCC no ha ratificado el Protocolo de Kyoto. Entre ellos, el más destacado es EE.UU.

El Protocolo de Kyoto establece objetivos de emisiones desde 2008 a 2012. En la 13ª conferencia anual de los países miembros (COP13) en Bali se decidió trabajar para conseguir un nuevo acuerdo para los años siguientes. El plan, denominado Plan de Acción de Bali, intenta conseguir un nuevo acuerdo, que se negociará en la 15ª conferencia anual (COP15) en Copenhague en el 2009.

Fuente:   COP15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s