El Consejo se reúne para fijar la estrategia común en Copenhague

ESPECIAL CONFERENCIA DE COPENHAGUE: 7-18 Diciembre 2009

La UE ha iniciado el jueves una cumbre, la primera bajo las normas del Tratado de Lisboa, con la vista puesta en la reunión mundial sobre el clima de Copenhague, ya que sus discusiones más importantes tendrán como objetivo influir en el resultado de esa cita.

En primer lugar, esta cumbre comunitaria de dos días intentará ofrecer una cifra concreta de dinero para financiar acciones rápidas contra los efectos del cambio climático en los países en desarrollo.

Cinco países de la UE, entre ellos España, han anunciado ya aportaciones voluntarias, y los jefes de Estado y Gobierno comunitarios intentarán mostrar una cifra conjunta para así promover una iniciativa a nivel global.

Varias fuentes comunitarias han avanzado su convencimiento de que la Unión logrará acordar una cantidad concreta para promover a nivel mundial ese fondo. “Habrá una cifra” europea en las conclusiones, asegura una de las fuentes.

La UE ha propuesto habilitar entre 5.000 y 7.000 millones de euros anuales a nivel mundial durante el período 2010-12 para financiar esas acciones rápidas contra los efectos del cambio climático en los países en desarrollo.

Las tácticas

Los líderes comunitarios, que han tratado el cambio climático en la cena del jueves, han discutido también “las tácticas” que debe emplear el bloque europeo en Copenhague para tratar de conseguir un acuerdo lo más ambicioso posible, dijo una fuente diplomática.

La UE se ha comprometido a reducir sus emisiones de efecto invernadero en un 20% para 2020 respecto a los niveles de 1990, pero ha subrayado -y volverá a hacerlo en este Consejo Europeo- su disposición a llegar al 30% si otros países hacen esfuerzos equiparables.

Pero los europeos no han visto hasta ahora en Copenhague suficientes compromisos por otras partes. “No se han registrado aún esfuerzos comparables” a los de la UE, recalcó la fuente diplomática.

Este Consejo Europeo es el primero según las normas del Tratado de Lisboa, por lo que los líderes participarán solos sin el acompañamiento de ministros, y tampoco habrá la hasta ahora tradicional cena separada de titulares de Exteriores.

El objetivo de este nuevo formato es lograr un ambiente más cercano entre los dirigentes, con discusiones más animadas y vivaces.

Fuente:    ELMUNDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s