La energía solar termoeléctrica

La radiación solar puede ser utilizada para la generación de electricidad mediante un proceso de dos etapas: primero convirtiéndola en calor y luego convirtiendo el calor en electricidad por medio de ciclos termodinámicos convencionales (utilizando colectores solares de concentración o campos helióstaticos que focalizan en un punto), o bien mediante generadores termoeléctricos.

Es una tecnología sobre la que se están depositando grandes expectativas de instalación debido a que España cuenta con unos niveles excelentes de radiación solar. La radiación solar global anual sobre horizontal oscila entre los 1100 kWh/m2 del norte peninsular y los 1900 kWh/m2 de las Islas Canarias. La cantidad de energía recibida en España del sol es tan grande que equivale a más de 3.000 veces el consumo eléctrico registrado en 2004.

Tecnología

Las centrales solares termoeléctricas convierten la energía solar en electricidad mediante sistemas de concentración, que calientan un fluido cuya energía térmica será transformada en energía mecánica mediante un ciclo termodinámico, para posteriormente generar electricidad.

Estas plantas son gestionables, es decir, pueden tener un importante grado de independencia temporal de la producción eléctrica respecto del recurso solar, característica muy valorada dado que aporta estabilidad al sistema eléctrico.

Las tecnología de generación solar termoeléctrica pueden clasificarse en:

  • Plantas con concentradores cilindro-parabólicos CCP
  • Plantas con concentradores Fresnel lineales CLF
  • Plantas de torre con receptor central y campo de helióstatos
  • Discos parabólicos con motores Stirling

Situación actual

En la actualidad, existen un gran número de iniciativas empresariales del orden de varios miles de MW en proyecto para ser desarrollados. La realidad es que la implantación de esta tecnología en nuestro país no va a ser tan rápida y explosiva como algunos auguran. Sí que es cierto que en un futuro se prevé exista una gran capacidad instalada, pero su implantación, debido fundamentalmente a las características intrínsecas de la tecnología, será progresiva.

Se trata de una tecnología que lleva asociados unos costes muy altos de inversión por parte del promotor, debido a lo cual es sumamente importante que las administraciones pertinentes provean de garantías jurídicas estables y duraderas al sector. Este hecho sin duda supondrá que la tecnología se desarrolle con éxito y puede convertir a España en líder mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s