La energía eólica

El aprovechamiento de la energía eólica, energía cinética que posee una masa de aire, es casi tan antiguo como la civilización. Esta energía ha sido utilizada desde tiempos remotos por el hombre, para impulsar sus barcos mediante velas o para hacer funcionar molinos, tanto para moler grano como para bombear agua.

En el siglo XX comenzó la utilización de la energía eólica para la producción eléctrica. Inicialmente su uso se limitaba al autoabastecimiento de pequeñas instalaciones. Sin embargo, en la última década del siglo XX, gracias a un desarrollo tecnológico y a un incremento de su competitividad en términos económicos, la energía eólica se ha convertido en una opción más del mix eléctrico.

Tecnología

Para captar la energía eólica se pueden emplear palas rotando alrededor de un eje horizontal ó por el contrario utilizar palas verticales situadas a lo largo de un cilindro girando en torno a un eje vertical. La tecnología mayoritariamente empleada es la del aerogenerador, máquina que convierte la fuerza del viento en electricidad, con tres palas girando en un eje horizontal. En este tipo de molinos la energía transferida es proporcional al cubo de la velocidad del viento y su máxima transferencia de energía a las palas es del orden del 53% de la energía eólica incidente.

El aerogenerador de eje horizontal, empleado mayoritariamente en el parque eólico español, consta de tres partes básicas:

• El rotor, que incluye el buje y las palas, generalmente tres.

• La góndola, dónde se sitúan el generador eléctrico, los multiplicadores y sistemas hidráulicos
de control, orientación y freno.

• La torre, que debe ser tubular, ya que las de celosía no se emplean en la actualidad.

Los aerogeneradores han pasado en tan sólo unos años de tener una potencia de 25 kW a los 6.000 kW de algunos modelos destinados a eólica offshore, también llamada eólica marina.

La explotación de la energía eólica se lleva a cabo en la actualidad fundamentalmente para la generación de electricidad que se vende a la red y ello se hace instalando un conjunto de molinos que se denomina parque eólico. En la actualidad los parques que se están inaugurando tienen normalmente una potencia instalada que oscila entre los 10 y los 50 MW.

Cada parque cuenta además con una central de control de funcionamiento que regula la puesta en marcha de los aerogeneradores y la energía generada en cada momento, recibe partes metereológicos, etcétera.

Situación actual

En los últimos años la energía eólica ha tenido un importante despliegue en nuestro país. Tanto en potencia instalada como en tecnología propia e investigación, España puede presumir de ser uno de los principales países del mundo en energía eólica.

Durante el año 2008, la energía eólica suministró el 11% de la electricidad consumida en nuestro país, con una potencia instalada que superaba los 16.000 MW. El objetivo recogido en el Plan de Energías Renovables 2005-2010 es de 20.155 MW por lo que aún queda por realizar un importante desarrollo en términos de potencia instalada.

A nivel europeo, la potencia instalada superó los 66.000 MW de los que sólo 1.450 MW eran de eólica offshore.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s